En la profundidad del centro de mi ser existe un infinito pozo de amor. Ahora permito que este amor fluya hasta la superficie, llena mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi consciencia, todo mi ser, y emana de mí hacia todas las direcciones y regresa a mí multiplicado, mientras más amor utilizo y entrego, más tengo que dar; el abastecimiento es inagotable.

El uso del amor me hace sentir bien; es una expresión de mi alegría interior. Me amo en consecuencia, cuido amorosamente mi cuerpo con amor, le doy alimentos y bebidas nutritivas, con amor lo aseo y lo visto y mi cuerpo amorosamente responde con salud vibrante y energía. Me amo, en consecuencia me proporciono un hogar cómodo para mí, un hogar que satisface todas mis necesidades, donde es un placer estar. Lleno las habitaciones con las vibraciones de amor, para que todos los que entren, incluso yo, sientan el amor y se alimentan con él.
– Louise L. Hay

 

¿Por qué desde la profundidad del centro de mi ser? porqué es en este lugar donde nacen mis deseos, mis pensamientos, mis palabras y mis acciones. Y es entonces el lugar donde nace el amor.

En estos días me he dado cuenta que el tema del amor propio ha causado impacto y protagonismo en los medios de comunicación, me parece interesante y me encanta la idea de que hoy en día se tome en serio la importancia del amor y el cuidado propio, sin embargo a mi parecer éste va más allá de una acción, claro que favorece a nuestro bienestar pasar tiempo con las personas que amamos, practicar nuestro deporte favorito, viajar a lugares que siempre hemos soñado, tener tiempo de lecturas inspiradoras, prepararnos académicamente, alimentarnos con comida saludable y dedicar tiempo a nuestra espiritualidad, pero además de esto creo que el amor propio es un estado mental, donde mis acciones están en armonía con lo que está en el interior. Es ese amor que se refleja en mis actos; en las relaciones que decido tener porqué me ayudan o las que decido terminar, es tomar lo aprendido y seguir hacia adelante. Amarme es reconocer lo que me construye de lo que me limita, es reconciliarme con mi pasado, dejando atrás patrones de pensamientos negativos, perdonándome, reconociendo que lo que hice en el pasado fue de acuerdo a lo que conocía y a los recursos con los que contaba en ese entonces, es saber reconocer la culpa y utilizarla como un medio de crecimiento y aprendizaje, es verme humana siendo consciente de mis imperfecciones y aun así lograr amarme, respetarme y aceptarme.

Les comparto esta reflexión de Brian Weiss que me encanta y que a mi parecer responde a lo que es el amor.

“El amor es la respuesta a todo. El amor no es una abstracción, sino una energía de verdad, o un espectro de energía que puedes crear y mantener en tu ser solo con expresarlo. Empieza a entrar en contacto con Dios en tu interior. Siente el amor, expresa tu amor. El amor disuelve el miedo. Cuando se siente amor no puede temerse nada, como todo es energía, y el amor abarca todas las energías, todo es amor”.

Reconozcamos entonces esa energía de amor que está a nuestro alcance, seamos buenos con nosotros mismos para poder ser buenos con los demás.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.