¿Suena el despertador, apagas la alarma y te levantas? algunas ponemos snooze y seguimos durmiendo por algunos minutos hasta la segunda o tercera llamada para al fin levantarnos de la cama. Desayunamos, nos bañamos y es ahí en la bañera cuando empieza nuestra rutina de belleza.

  • Lavar el rostro:

La temperatura del agua con la que lavamos nuestro rostro puede ayudar a mejorar la apariencia de nuestra piel, usar agua muy caliente hará que nuestros poros se dilaten y que los aceites naturales que produce nuestra piel se eliminen, por eso es importante usar agua tibia o lo más fría posible. El agua fría ayuda a la circulación por lo que las toxinas se eliminan con mayor facilidad evitando acumular grasa que pueden provocar brotes y acné. Usar agua a temperatura templada favorece la desinflamación de nuestros ojos y el enrojecimiento que muchas sufrimos. Además usar agua a esta temperatura cierra las hebras de nuestro cabello manteniendo la humedad en él y aportando brillo.

Una vez tenemos humedecido nuestro rostro podemos aplicar una pequeña cantidad de jabón para eliminar las grasa que producimos durante la noche. Nuestro cleanser es recomendado para todo tipo de piel, contiene miel, jabón de castilla y aceite de oliva, su formulación es suave por lo que lo pueden usar las pieles sensibles. La miel es un antiséptico natural que se absorbe fácilmente en la piel, el aceite de oliva es rico en vitamina E por lo que limpia pero a la vez hidrata la piel evitando resequedad.

 

Jabón facial: miel, aceite de oliva y jabón de castilla.

 

  • Tonificar la piel:

Una de las preguntas frecuentes que me hacen por mensaje es ¿para qué sirve el tónico? este producto nos ayuda a preparar la piel para los posteriores productos, así como finalizar la limpieza. Su mayor función es regular el pH de la piel y balancearla, además ayuda a reafirmarla manteniendo la elasticidad  de nuestro rostro. El tónico se considera un producto preventivo ya que si lo añadimos a nuestra rutina veremos como nuestra piel se revitaliza, se mantiene hidratada y evita el envejecimiento prematuro.

Cada piel es diferente por eso hemos formulado dos tónicos para las necesidades de cada una: contamos con un toner para piel normal/seca y otro para mixta/grasa, ambos son a base de agua de rosas que es un hidratante bastante conocido, empleado en productos cosméticos y dependiendo del tipo de piel hemos añadido aceites esenciales que ayudarán a regular la grasa, hidratar, reducir tamaño de poros, etc.

 

Tónicos faciales: agua de rosas y aceites esenciales.

 

  • Vitamiar el rostro: Serum.

Otra de las dudas que muchas tenemos es ¿qué es un serum? ¿para qué sirve? ¿en qué momento debo aplicarlo?.

El serum es un shot de vitaminas, por eso su tamaño es pequeño ya que la cantidad que necesitas aplicar en tu rostro es poca, este producto es súper concentrado y es especifico para las necesidades de tu piel. A diferencia de la crema hidratante, el serum penetra la capas más profundas de la piel trabajando celularmente por eso los nuestros contienen aceites esenciales que escanean nuestras células y aportan lo que necesitamos.

Nuestros serum son a base de aceite de coco fraccionado, este ingrediente es de fácil absorción ya que únicamente contiene  triglicéridos de cadena media, siendo más ligero pero a la vez más concentado en ácido cáprico y el ácido caprílico, lo que aumenta sus características antioxidantes. Cada serum ha sido formulado con distinos aceites esenciales que contienen alto contenido de alcanfor, alfa y beta pineno, estragol, etc. Todos estos ingredientes en conjunto ayudan a proteger la piel de radicales libres, evitando deshidratación, envejecimiento y favoreciendo la luminosidad de la piel, emparejando el tono de la misma y controlando grasa.

Este producto lo debes aplicar después que el tónico haya sido absorbido por tu piel, lo aplicas con ayuda del roll on haciendo ligeros masajes para fomentar la circulación y absorción del producto.

Serum de día: aceite de coco, geranio, lavanda e incienso.

 

  • Crema hidratante

Como expliqué antes, el serum no sustituye la crema hidratante, ya que cada producto actúa en distintas capas de la piel. Por eso es necesario que apliques una después del serum para sellar el producto y aportar humedad a los tejidos y células de estas capas. La función de las cremas hidratantes es mantener la estructura celular de nuestra piel sana y tersa, así como proteger a su vez de los radicales libres. Es importante que uses una con protección solar o bien apliques un bloqueador después de tu crema, al protegernos del sol evitamos manchas, arrugas y envejecimiento de la piel.

 

Con estos 4 pasos básicos tu piel tendrá los nutrientes necesarios para estar sana y luminosa, sin embargo para ver resultados debes ser disciplinada en ellos y tomarte unos minutos para ofrecerle a tu piel lo que necesita. Las células de nuestra piel se regeneran cada 21 días así que antes de eso será difícil que veas un cambio significativo.

 

 

 

 

 

 

One Reply to “Rutina de belleza por la mañana.”

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.