En la profundidad del centro de mi ser existe un infinito pozo de amor. Ahora permito que este amor fluya hasta la superficie, llena mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi consciencia, todo mi ser, y emana de mí hacia todas las direcciones y regresa a mí multiplicado, mientras más amor utilizo y entrego, más tengo que dar; el abastecimiento es inagotable. El uso del amor me hace sentir bien; es una expresión de mi alegría interior. Me amo en consecuencia, cuido amorosamente mi cuerpo con amor, le doy alimentos y bebidas nutritivas, con amor lo aseo y lo visto y mi cuerpo amorosamente respondeRead More →